1987 Skate con más plástico que madera:
El skate se fue haciendo cada vez más importante en mi vida y en la navidad de 1987 llego un gran regalo para mi en forma de monopatín.
Me regalaron un monopatín de la marca Choke. Este monopatín era bastante mejor que el anterior y sobre todo iba más rápido.

En esta época patinaba con Ricardo y los hermanos Juanjo y Pedro. a ellos les regalaron un monopatín que más de uno también habrá tenido. El skate de mis amigos era un «California Pro». Mi skate Choke al lado del California Pro era una patata pero para mi era el mejor del mundo.
Como puedes ver en la imagen tenía plástico por todos lados. Parece ser que alguien que por lo visto no patinaba tubo la brillante idea de poner en los ejes un protector de plástico, jajajaja. incluso si te fijas bien verás que también tenía una placa de plástico protectora para el kingpin del eje.

Por este año paso algo que finalmente me hizo abrir los ojos en cuanto a los posibilidades que tenia el skateboarding. Tuve la gran suerte de que se pusiera a vivir cerca de mi casa una familia de Dinamarca que tenía dos hijos: Richard y Michael. Richard el hermano mayor tenía un skate de la marca Vision, Y vaya por Dios que eso si que era un SKATE con letras mayúsculas. Los monopatines que nos habían regalado a nosotros por navidad parecían a su lado de un bazar chino.

Como corría el skate de Richard, buah!!!! eso si era velocidad increíble como giraba, era para mi en ese año un skate de otro mundo. Para colmo Richard tenia alguna revista de skate en casa y en ella habían fotos de skaters haciendo trucos alucinantes en suelo y en rampa.

Fue entonces cuando me dije que algún día tendría un skate así de bueno

¿Recuerdas cual fue el skate que realmente te marco y a partir del cual supiste que ya no podrás dejar de patinar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *